Seleccione el nombre de su país.


Tres maneras sencillas de aprovechar la temporada para inspirarse con el ejercicio

Reading Time: 2 minutes

Si bien el entrenamiento interior específico o una clase dirigida puede ser una manera maravillosa de mantener su salud, los preciosos exteriores tienen exactamente lo mismo que ofrecer (si no más).

El ejercicio verde (movimiento practicado en la naturaleza) puede tener efectos positivos en la mente y el cuerpo que se extienden más allá de los beneficios del ejercicio en interiores. 

Además de regular el peso, fortalecer el sistema cardiovascular, controlar el estrés y prevenir enfermedades, los entrenamientos al aire libre también:

  • fortalecen el sistema inmunitario,
  • reducen el estrés y la inflamación,
  • mejoran el estado de ánimo y proporcionan claridad,
  • proporcionan una experiencia reparadora, y
  • aumentan la longevidad.

Esta forma de terapia natural está disponible con solo salir por su puerta, por lo que si su entrenamiento típico se ha vuelto monótono, considere cambiarlo dejando que el aire libre sea su guía.

Una forma de hacerlo es utilizar las estaciones para inspirar su movimiento.

1. Luz diurna frente a oscuridad

Los días más largos y las noches más cortas de la primavera y el verano proporcionan más tiempo para las actividades al aire libre, lo que hace que el ejercicio temprano por la mañana y al final del día sea fácil de encajar en un horario ajetreado. Busque deportes o movimientos que puedan ser difíciles de encajar en otras épocas del año.

Por el contrario, la disminución de la luz diurna en otoño e invierno puede fomentar que pase tiempo fuera durante las comidas, los descansos o los fines de semana.

2. Meteorología

Los gimnasios pueden ofrecer una temperatura cómoda los 365 días al año, al contrario que la naturaleza. En lugar de preocuparse por si hace demasiado frío, demasiado calor, o si hay demasiada humedad, etc., deje que el clima influya en su elección de movimiento.

Con el equipamiento adecuado, la nieve puede ser perfecta para usar con la raqueta de nieve sin prisas, el sol cálido puede dar paso a un día en el lago y la llovizna puede inspirar una refrescante caminata.

Adáptese al tiempo y vea dónde le lleva. Puede que le sorprenda la facilidad con la que se adapta.

3. Cambios en el entorno

Navegar en kayak por una corriente de nieve derretida en primavera, hacer senderismo a través de las flores silvestres en verano, recorrer los barrios en bicicleta con las hojas cayendo en otoño y practicar esquí de fondo junto a un lago congelado en invierno puede ponernos en contacto con lo que está sucediendo en el mundo natural y animarnos a vivir de acuerdo con las estaciones.

Tómese un momento para observar cómo está cambiando la naturaleza y aproveche esto en su beneficio al hacer ejercicio al aire libre. Puede que le sirva de ayuda realizar una transición intencionada con cada cambio de estación.

Explore su entorno y obtenga salud al mismo tiempo. Puede que se sorprenda gratamente de lo que el mundo tiene que ofrecerle justo delante de la puerta.

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS:

https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC3710158/
https://www.ahealthiermichigan.org/2017/10/11/how-to-maintain-your-workout-regimen-through-the-seasons/