Seleccione el nombre de su país.

country icon
country icon


Diez formas de disfrutar de un estilo de vida activo en familia

Reading Time: 3 minutes

Una noche acurrucados en el sofá viendo películas y comiendo palomitas puede ser una de las actividades favoritas de la familia, pero una tarde jugando al fútbol en el parque, nadando en la piscina del barrio o haciendo senderismo por un bosque cercano puede ser igual de satisfactorio.

Sin embargo, esta última opción puede no resultar sencilla hoy en día. En los últimos tiempos, muchas familias se han dado cuenta de que cuesta mucho tratar de llevar un estilo de vida menos sedentario.

Ya sea por el exceso de tecnología, por la pandemia, por unos horarios demasiado rígidos o por cualquier otro motivo, padres e hijos pueden no estar llevando una vida tan activa como les gustaría. Y, desgraciadamente, esto puede provocar un mayor riesgo de enfermedades físicas, así como de ansiedad y depresión, cuyo número de casos está aumentando según los últimos estudios.

Pero las familias no tienen por qué sucumbir ante los cambios de la sociedad en lo que respecta a la actividad física diaria. Una de las respuestas a este dilema consiste en descubrir lo que mejor funciona para su propia familia.

No todos los niños ni todas las familias son iguales, así que no debe empecinarse en ser como los demás a la hora de intentar llevar una vida activa juntos. Unos pueden disfrutar con los deportes de equipo, mientras que otros preferirán juegos más informales. Encuentre una motivación que funcione para usted y póngase en marcha.

Hay un sinfín de maneras de ser una familia activa. Aquí tiene diez ideas para empezar:

1. Crear un tarro de ejercicios.

Haga que cada miembro de la familia escriba ideas de ejercicios (en los que todos estén de acuerdo), meta los papeles en un tarro y, cuando haya tiempo para pasar en familia, que alguien saque un papel.

2. Aprender algo nuevo juntos.

Su familia puede apuntarse a clases de tenis, hacer rafting, dar clases de escalada, etc. Estar juntos mientras descubren un nuevo pasatiempo crea recuerdos especiales y un fuerte sentimiento de unión.

3. Participar en una búsqueda del tesoro.

Ya sea en casa en un día frío y lluvioso, o al aire libre en el parque de su barrio en verano, esconda una serie de objetos para buscarlos en familia. De esta forma, todos se moverán mientras exploran.

4. Organizar un torneo.

Cree un poco de competitividad con un torneo familiar. Pruebe a jugar al ping-pong en la mesa del comedor, a hacer carreras de relevos en el patio o a jugar a la petanca en el parque.

5. Crear una rutina familiar.

A los niños les gusta la estructura, saber lo que va a pasar. Aprovéchelo para inculcar una actividad física diaria, ya sea jugar al aire libre después de comer, dar un paseo tras la cena o hacer yoga por las mañanas los fines de semana.

6. Crear incentivos.

Desarrolle un sistema de recompensas que permita a los niños registrar una serie de actividades hasta alcanzar un objetivo. Puede ser cualquier cosa, como completar una serie de rutas de senderismo o recorrer un determinado número de kilómetros en bicicleta.

7. Organizar una noche de juegos.

Elija juegos que requieran algo de actividad física. Aparte algunos muebles del salón para hacer sitio y convierta una típica noche de juegos de mesa en una noche divertida y activa. Pueden jugar al Twister, al bingo fitness, a la patata caliente, al juego de las sillas o al escondite inglés.

8. Explorar juntos.

Cree una experiencia que inspire a los niños y una a toda la familia. Lleve a su familia a hacer senderismo a un parque natural, a pasear por un jardín de esculturas al aire libre, o a practicar kayak o canoa en algún lugar con unas bonitas vistas.

9. Incluir a las mascotas.

Si a su perro le encanta ir a buscar la pelota, o si solo necesita dar un pequeño paseo, pida a sus hijos que le ayuden.

10. Plantar un jardín.

La jardinería es una afición muy gratificante, incluso una vez que el trabajo físico ha terminado. Cree un jardín infantil creativo que fomente la actividad física y los buenos hábitos alimenticios.

Estas son solo algunas de las numerosas opciones disponibles para disfrutar de un estilo de vida más activo en familia. 

Descubra por qué es tan importante fomentar un estilo de vida activo en la infancia cuando piense en qué hacer con sus hijos.