Seleccione el nombre de su país.


La importancia de mejorar el drenaje linfático

Reading Time: 3 minutes

Todos sabemos que la sangre se mueve por todo el cuerpo, pero ¿sabía que la linfa también?

Quizás no sepa lo que es la linfa. La linfa es el líquido que fluye a través de nuestros sistema linfático; el sistema responsable de eliminar la acumulación de toxinas del cuerpo. Es parte de nuestro sistema inmunológico y nos protege de enfermedades. Este sistema es básicamente una red de vasos linfáticos que conectan los ganglios linfáticos a través del cuerpo. El líquido atraviesa estos ganglios. A medida que pasa el líquido, los nodos lo filtran para destruir cualquier producto de desecho que no necesitamos. Después, el líquido devuelve estos productos de desecho al torrente sanguíneo, donde el hígado y los riñones los eliminan.

Aunque hasta ahora no conociese el sistema linfático, probablemente se haya dado cuenta de que no funcionaba perfectamente. Si alguna vez ha tenido una infección vírica, sus ganglios linfáticos habrán intentado destruirlo y, al hacerlo, suelen inflamarse y estar sensibles al tacto. Hay un ganglio linfático importante en el cuello (el ganglio linfático cervical) y debajo de la axila (el ganglio linfático axilar). Si alguna vez ha tenido una infección de garganta, gripe o incluso un resfriado fuerte, podría haber notado dolor e hinchazón en estas zonas.

¿Qué más hace el sistema linfático?

El sistema linfático elimina la acumulación de toxinas del cuerpo, pero también se encarga de otras funciones importantes:1

• Mantiene los niveles de líquido del cuerpo: el sistema linfático recoge cualquier líquido sobrante que salga de las células y tejidos y lo devuelve al torrente sanguíneo para que vuelve a circular y se elimine si no es necesario.

• Absorbe las grasas del tracto digestivo: la composición de la linfa incluye líquidos de los intestinos que contienen grasas, y también recoge las proteínas y las traslada al torrente sanguíneo.

• Protege contra invasores extraños: el sistema linfático es parte del sistema inmunológico. Produce y libera linfocitos (glóbulos blancos) y otras células inmunitarias. Estas buscan bacterias, virus, parásitos y hongos y los destruyen.

¿Por qué es un problema tener un sistema linfático obstruido?

Con tantas funciones importantes, está claro que el sistema linfático puede causar problemas cuando no funciona correctamente. Ciertas situaciones y condiciones pueden hacer que se bloquee. Algunas de ellas son el resultado de afecciones, enfermedades y trastornos del sistema linfático, como faringitis estreptocócica y amigdalitis, cáncer y heridas infectadas en la piel. Estos pueden provocar la inflamación de los ganglios linfáticos y la acumulación de líquido linfático. La acumulación de este líquido no solo puede ser dolorosa, sino que también puede aumentar el riesgo de sufrir otras infecciones.2

¿Cómo puede mejorar el drenaje linfático?

El sistema linfático no tiene su propio sistema de bombeo, como el sistema circulatorio. . Se basa en el movimiento del cuerpo, la actividad intestinal y la acción muscular para mantener el flujo linfático. Estos son nuestros principales consejos para mantener un sistema linfático en buen estado:

Evite la exposición a las toxinas: e. sistema linfático filtra los residuos, pero cuantos más residuos tiene que filtrar, más tiene que trabajar. Si evita la exposición a productos químicos tóxicos como los que se encuentran en pesticidas y productos de limpieza, le dará un respiro a su sistema linfático, ya que no le obligará a trabajar tan duro para eliminar estas toxinas.

• Beba mucha agua: mantener la hidratación ayuda a que la linfa se mueva con más facilidad por todo el cuerpo.

Disfrute de actividad física habitual: el ejercicio físico presenta muchos beneficios para la salud. Uno de ellos es que puede reducir las posibilidades de que su sistema linfático se obstruya. Un entrenamiento físico como saltar en una cama elástica es una buena opción para hacer que la sangre y el líquido linfático circulen por todo el cuerpo.

Dúchese con agua caliente y fría: puede que tarde algún tiempo en acostumbrarse, pero alternar entre agua caliente y agua fría puede crear una acción de bombeo (dilatando y estrechando los vasos del sistema linfático).

Pruebe a cepillar la piel seca: este es otro tratamiento que estimula la circulación.

Siga una dieta beneficiosa para el sistema linfático: frutas y verduras, alimentos bajos en azúcar, ajo, nueces de Brasil, almendras y nueces. Todos ellos son buenos para el sistema linfático. Evite los alimentos procesados, el azúcar, la sal de mesa y la soja, que pueden contribuir a obstruirlo.

Pruebe las infusiones de hierbas: muchas infusiones son beneficiosas para la salud linfática. En particular, puede probar con equinácea, sello de oro, perejil o raíz de índigo silvestre.

La mayoría de las personas podremos mantener el sistema linfático en buen estado si llevamos un estilo de vida saludable. Sin embargo, si tiene alguna pregunta, siempre es mejor consultar a un profesional médico.

  1. https://www.liebertpub.com/doi/abs/10.1089/lrb.2008.1008 []
  2. https://my.clevelandclinic.org/health/articles/21199-lymphatic-system []