Seleccione el nombre de su país.

country icon
country icon


Ikigai en los nuevos comienzos

Reading Time: 2 minutes

¿Todo listo para dar la bienvenida a un nuevo comienzo con propósito? ¿Desea establecer objetivos que estén en sintonía con sus valores y puntos fuertes? ¿Se pregunta si alcanzar esos objetivos le aportará satisfacción y alegría?

El uso de su ikigai puede guiar sus decisiones para el éxito y el disfrute. Ikigai es el concepto japonés para vivir una vida con propósito y valor, es decir, tener una razón para vivir. Incluye cuatro componentes:

            – sus pasiones

            – sus habilidades

            – su vocación o carrera

            – su misión en la vida

Los elementos que se superponen son los que intervienen en estos componentes:

            – lo que más le gusta hacer

            – lo que se le da bien

            – lo que el mundo necesita

            – lo que puede hacer y recibir una recompensa por ello

Cuando los cuatro componentes se cumplen gracias a los elementos que lo sustentan, el ikigai puede fluir sin problemas, dando lugar a experiencias que permiten alcanzar una felicidad duradera. No solo se beneficia usted, sino que también beneficia a otros seres en el mundo.

Además, empezar de nuevo puede ser justo lo que se necesita para establecer objetivos significativos.

Reflexionar

Antes de establecer objetivos, tómese un tiempo para reflexionar sobre el pasado, así como sobre sus valores y objetivos actuales.

Hágase preguntas como las siguientes:

            – ¿Qué he logrado recientemente? / ¿Qué quiero lograr en el futuro?

            – ¿Cómo me ha hecho sentir? / ¿Qué es lo que quiero sentir?

            – ¿A quién he ayudado? / ¿A quién quiero ayudar?

            – ¿Qué es importante para mí?

            – ¿Cómo puedo ayudar a los demás y marcar la diferencia en el mundo?

            – ¿Qué habilidades tengo?

            – ¿Qué me produce alegría?

Contemplar qué propósito ha estado sirviendo y ajustarlo para cumplir con sus objetivos futuros puede respaldar sus decisiones.

Priorizar

Establecer los mismos objetivos de siempre puede no ser útil porque el envejecimiento, las experiencias y el entorno pueden afectar al ikigai (se transforma a lo largo de la vida). Además, fijarse metas solo porque otra persona lo hace no le beneficia en absoluto.

Por eso es importante adaptar sus objetivos a lo que le conviene.

Dar prioridad a las acciones que aportan significado a su vida como individuo puede ayudarle a conseguirlo. Para algunas personas, bastará con llevar una dieta equilibrada. Para otras, puede significar conectarse con su comunidad a través del voluntariado. 

Personalice sus objetivos en este periodo de nuevos comienzos para cumplir con su ikigai personal.

Activar

Ikigai es solo un concepto filosófico hasta que la acción crea experiencias que lo demuestran.

Para activar su ikigai, puede:

            – tener una actitud proactiva ante los cambios que desea hacer

            – seguir su progreso (lo que está funcionando y lo que no)

            – establecer pequeñas metas que, con el tiempo, pueden suponer una gran diferencia

            – modificar los objetivos cuando sea necesario

            – rendirse cuentas a sí mismo y a los demás

Seguir lo que se propone puede resultar más fácil cuando los objetivos planeados se alinean con lo que le apasiona y con sus habilidades, sus valores y las necesidades de la humanidad.

Aunque cualquier momento del año es bueno para desarrollar su ikigai, un nuevo comienzo puede ofrecer un tiempo de descanso programado para poder pensar en ello.