Seleccione el nombre de su país.


¿Cómo ayudan los perros de terapia con la depresión?

Reading Time: 6 minutes

Cualquier persona que haya tenido un perro sabrá la compañía y el consuelo que pueden aportar a sus dueños humanos.

Los perros son criaturas muy especiales, por lo que cada vez se emplean más para ayudar a tratar a personas con problemas de salud mental, como la depresión.

Acariciar a un perro puede ayudar a mejorar el estado de ánimo y calmarse, como afirmó un chico en Mind.org

«El mero roce de su piel fue suficiente para calmarme».

Hounds of love: how dogs helped me and my anxiety

Sin embargo, no se trata solo de psicosomática; hay una reacción química real. De acuerdo con una detallada investigación de National Library of Medicine de Estados Unidos, las interacciones entre humanos y animales liberan un agente químico llamado oxitocina (a menudo conocida como la hormona del amor). Abrazar y acariciar estimulan su liberación y ayudan a sentirse mejor.
Proponemos que la activación del sistema de oxitocina desempeñe un papel clave en la mayoría de estos efectos psicológicos y psicofisiológicos de las interacciones entre humanos y animales. (HAI, por sus siglas en inglés).

Psychosocial and Psychophysiological Effects of Human-Animal Interactions: The Possible Role of Oxytocin

En consecuencia, muchas organizaciones centradas en apoyar a las personas con problemas de salud mental han comenzado a ofrecer perros de terapia especialmente entrenados para ayudar a las personas a hacer frente a su depresión mediante este enfoque tranquilo y curativo.

¿Cómo ayudan los perros de terapia con la depresión?

Un perro de terapia está especialmente entrenado para ayudar a las personas que sufren de depresión de varias maneras. Aportan alivio, apoyo y compañía, vital para las personas a las que les resulta difícil hacer frente a la vida diaria y a la montaña rusa emocional de la depresión.

Las recientes investigaciones de MORE TH>N Pet Insurance revelan que en general, tres de cada cinco (60 %) dueños de mascotas afirman que sus animales han ayudado a mejorar su salud mental.
En una encuesta a 2000 dueños de mascotas, tres cuartas partes (77 %) dicen que sus mascotas mejoraron su calidad de vida general. Además, el 37 % afirmó que la presencia de un animal les hace sentir calma, y un tercio (33 %) experimentó una considerable reducción del estrés.

New figures reveal that pets help with owners mental health

Veamos algunos de los beneficios de tener un perro de terapia.

Compañía
En primer lugar, un perro puede ayudar a combatir la soledad, que es un síntoma y un desencadenante de la depresión. Tener un perro al lado conlleva no tener que hacer las cosas sin ayuda de nadie. Es posible que la idea de salir de casa, viajar o simplemente abrir la puerta a un visitante generen una sensación de pánico. Un perro de terapia entrenado sabrá cuándo necesita más apoyo y se comportará en consecuencia para mantener la calma y responder a sus necesidades.

Sentido del propósito
Cuidar de un animal es un compromiso a tiempo completo, y aunque pueda parecer un reto al principio, se ha demostrado que el sentido del propósito es un tratamiento eficaz para ayudar con la depresión.

Por ejemplo, si sabe que debe levantarse de la cama porque necesita alimentar o sacar a pasar a su perro, su propósito se vuelve más grande que su necesidad inmediata (especialmente si esa necesidad es esconderse o aislarse). Lo ideal es que su sentido del propósito aumente con el tiempo y tenga más días buenos que malos con la ayuda y el apoyo de su perro de terapia.

Una rutina diaria positiva.
Preparar su día en función de su perro es un gran comienzo para ayudar a crear una rutina agradable que incluya las tareas que sabe que tiene que hacer. Los síntomas de la depresión incluyen falta de interés, posponer tareas y no querer hacer nada. Incluso las rutinas más simples pueden ayudar a mejorar su estado de ánimo y aumentar su deseo de participar en las actividades diarias.

Por ejemplo:
Por la mañana: levantarse, desayunar y sacar a pasear al perro.
Por la noche: sacar a pasar al perro, cenar e irse a la cama.

Es un patrón sencillo pero viable, y puede centrarse en conseguirlo día tras día.

• Mejora su estado de ánimo y despierta pensamientos positivos.
Su perro siempre estará encantado de verle. Incluso cuando se despierte por la mañana, su perro de terapia estará listo para saludarle y darle cariño sin dejar de menear la cola.

El tacto mejora de forma increíble su estado de ánimo y mentalidad, y por eso los perros de terapia están entrenados especialmente para la estimulación mediante presión profunda (DPS, por sus siglas en inglés), una potente terapia sensorial.

¿Qué es la estimulación mediante presión profunda?

La estimulación mediante presión profunda (DPS, por sus siglas en inglés) es una estimulación táctil que se proporciona como una presión suave en el cuerpo mediante tirones, caricias, mimos o abrazos, que relaja el sistema nervioso. Se puede aplicar a través de diferentes dispositivos: herramientas de masaje, manos, fajas, o perros del servicio psiquiátrico especialmente entrenados para ofrecer terapia de presión profunda. Si la terapia se ha proporcionado correctamente, tiene un efecto organizador y calmante en el sistema nervioso y hace que el receptor sienta tranquilidad y calma».

Deep Pressure Therapy (DPT)

Responden a nuestros estados de ánimo y nos distraen de comportamientos negativos.
Los perros de terapia entrenados están muy atentos al bajo estado de ánimo e incluso responderán con caricias y soplidos, y se colocarán físicamente entre el humano y su comportamiento negativo. Por ejemplo, los perros de terapia bien entrenados sabrán que si llora, grita, se mece o se golpea la cabeza, deben distraerle y ayudar a evitar ese comportamiento. Con suavidad y calma, el perro presionará su cara y nariz contra usted y le ayudará a centrarse en él en lugar de en su dolor.

«Mi pequeña bola de pelo es uno de los seres más sensibles que conozco. Cuando mi mente se dispara y puedo sentir que la bola de ansiedad se eleva, está allí, dispuesto para hacerle frente conmigo. Puede pasar horas tendido junto a mí mientras lo abrazo, y acariciar su pelo es increíblemente útil. Sobre todo, me dio una rutina y un propósito para la vida diaria».

Comentarios de un paciente con un perro de terapia en Mind.org.

Alguien en quien confiar y a quien compartir sus sentimientos
Los perros son «el mejor amigo del hombre», y su lealtad es legendaria, por lo que son ideales para confiar y compartir los sentimientos más oscuros en momentos de preocupación o estrés. Solo compartir tus pensamientos con otro ser vivo libera un peso de encima, y tu perro de terapia es el oyente ideal, ya que está entrenado para mantener la calma y reaccionar si te abrumas o entristeces.

Un testimonio de un niño en el sitio web de Mind.org demuestra la diferencia que marcó su perro de terapia en su vida cotidiana.

«Durante una década y media, confié en él más que en cualquier otra persona. Conocía mis secretos, mis temores, todo. De hecho, le confié hay cosas que nunca le diré a nadie, porque era mi mejor amigo. No fue solo por la oxitocina (a veces llamada la hormona del amor) que fue se libera cuando lo abrazo, o cuando se acerca a mí cuando lloro, sino también porque nunca me juzgó por sentirme como lo hice, o por demostrarlo».

Hounds of love: how dogs helped me and my anxiety

Aumenta la estimulación mental.
Tener a otra persona alrededor, incluso animales, ayuda a mantener la mente activa y alerta. Evitar el ciclo ininterrumpido de pensamientos negativos que vienen a nuestra cabeza de manera continua puede ser muy complicado. Los perros de terapia le distraerán en todo momento y le ayudarán a conocer y charlar con otras personas mientras lo saca a pasear.

Hacer ejercicio
Caminar o incluso correr con su perro aportará a ambos energía positiva.

El ejercicio ayuda a liberar endorfinas, el agente químico de las buenas sensaciones que mejora el estado de ánimo y le ayuda a sentirse mejor física y emocionalmente. Los perros pueden ayudarle a moverse y a motivarse en todos los aspectos de su vida.

«Como es perro con gran energía, sabía que tenía que sacarlo varias horas al día, y me sentí muy diferente. Tenía más energía, estaba más feliz y la vida no parecía tan oscura y aplastante como antes».

Hounds of love: how dogs helped me and my anxiety

Quién puede disfrutar de los beneficios de un perro de terapia?

Las personas de todas las edades podrán disfrutar de los beneficios de tener un perro de terapia. Mind.org conoce muchos casos, desde niños pequeños hasta adultos, que viven con depresión o problemas de salud mental. Han comenzado a vivir sus vidas de nuevo con la ayuda de su amigo peludo, mientras que antes, sentían ansiedad o abrumo.

Aunque muchas personas tienen la suerte de tener un perro de terapia viviendo con ellos, puede disfrutar de los beneficios de las visitas periódicas si no puede cuidar de un perro a tiempo completo.
Los perros de terapia hacen visitas periódicas a centros de la tercera edad, hospitales, residencias de jóvenes e incluso prisiones, y se están convirtiendo rápidamente en una parte esencial del tratamiento a corto y largo plazo para apoyar a las personas con depresión y otros problemas de salud mental.

¿De dónde puedo conseguir un perro de terapia?

Hay muchas organizaciones maravillosas en Reino Unido y en toda Europa que encajan a las personas con sus increíbles perros de terapia. Por ejemplo, Pet as Therapy o PAT, como se conocen cariñosamente, son una organización benéfica con sede en Reino Unido centrada en ayudar a las personas a gestionar su salud mental y vivir vidas más plenas y satisfactorias.
Si ya tiene un perro, puede inscribirle en la escuela de entrenamiento de terapia para que le apoye y ayude a gestionar su salud mental de manera positiva.