Seleccione el nombre de su país.

country icon
country icon


Ideas de jardinería creativa para niños

Reading Time: 3 minutes

¿Qué es más divertido para los niños que jugar con tierra?

Por ensuciarse las manos, recibirán una recompensa en forma de flores, verduras frescas y hierbas aromáticas, lo que les enseñará el valor de la tierra y toda la belleza y las riquezas que nos ofrece.

Pero eso no es todo. La jardinería fortalece el microbioma de los niños, les enseña el valor de la paciencia y el trabajo duro, y les anima a probar nuevos alimentos. Es un pasatiempo fantástico y relajante mental y físicamente que podrán practicar durante años.

Así que, ¿cómo conseguir que los niños se entusiasmen con el jardín? Además de lo bien que se lo pasarán llenándose de tierra, hay muchas formas creativas de despertar el interés de los niños y fomentar su amor por el cultivo de plantas. Le ofrecemos cinco opciones para inspirarle a usted y a su familia.

Jardines de alimentos

A muchos niños les gusta la pizza y los tacos, por lo que plantar algunos ingredientes de estas comidas en un huerto podría ser un sueño de los más pequeños.

Los niños pueden plantar y recoger ingredientes como tomates, ajo, albahaca y orégano para hacer pizza casera. Plante pimientos, espinacas o berenjenas de cosecha propia como ingredientes exclusivos.

Para los amantes de las patatas fritas y la salsa de tomate, los tacos y las enchiladas, un jardín con tomates, cebollas y cilantro es una forma fácil y divertida de empezar a cultivar un huerto.

Además de los huertos de alimentos fácilmente reconocibles, considere otras ideas creativas, como un huerto de maíz, alubias y calabaza. Estas plantas crecen de forma sinérgica y con ellas se puede hacer una ensalada o un plato de cuchara.

Piense en los platos favoritos de su familia y utilícelos como inspiración al elegir qué plantar.

Jardín para mascotas

Para los que tienen mascotas o para los niños que quieren cultivar alimentos para los animales, un huerto para mascotas y animales es una opción especial.

A la hora de plantar, tenga en cuenta qué animales va a alimentar.

Estas son algunas opciones:

            – hierba gatera para gatos

            – judías verdes, zanahorias y brócoli para cocinar al vapor para los perros

            – zanahorias, repollo y lechuga para conejos

            – zanahorias y manzanas para caballos

            – lechuga para tortugas

La motivación de ayudar a otro ser vivo puede animar a los niños a trabajar en el jardín.

Jardín de mariposas e insectos

¿A sus hijos les gustan los insectos? ¿Adoran las mariposas? ¿Quieren salvar a las abejas?

Entonces, un jardín especial para estos bichitos podría ser la opción ideal.

Averigüe qué tipos de flores y plantas aptas para su zona atraen a los polinizadores, como abejas, mariquitas y mariposas. Además, las flores rojas brillantes suelen recibir la visita de colibríes.

Jardín con estructura para jugar

A los niños les encanta jugar, ¿por qué no hacerlo entonces en el jardín? 

Los tipis caseros o las casitas infantiles de madera ofrecen una gran oportunidad para cultivar plantas, sobre todo las de tipo enredadera.

Pruebe a cultivar guisantes dulces en un palo o un tipi de madera, arbustos de arándanos o frambuesas alrededor de una casita infantil o uvas a lo largo de una celosía sobre una mesa de picnic.


Jardín no estructurado

A veces los niños convierten la vida en un caos, así que ¿por qué no dejarse llevar y crear el jardín siguiendo esa filosofía?

Deje que los niños escojan entre diferentes semillas y que las planten como quieran (¡incluso lanzándolas en la zona de cultivo!). Será divertido esperar a ver qué crece. Las pocas expectativas que genera este tipo de jardín puede ser genial tanto para los niños como para los padres.

¿Todo listo para comenzar a plantar con sus hijos? Ya sea al aire libre, en una zona del patio o en macetas en el alféizar de una ventana, los niños pueden beneficiarse de muchas formas diferentes de la jardinería.