Seleccione el nombre de su país.

country icon
country icon


Presentación del atleta olímpico de triple salto Christian Taylor

Reading Time: 10 minutes

Inspiración. Cada día, la comunidad Lifeplus se esfuerza por inspirar a personas de todo el mundo a vivir bien. La gente la obtiene de su trabajo, sus familias, sus mentores, sus héroes e incluso sus desafíos personales y profesionales.

Nuestra comunidad está llena de gente inspiradora y estamos orgullosos de ampliarla presentando un nuevo acuerdo de patrocinio con el atleta olímpico estadounidense de triple salto Christian Taylor.

Christian comparte la misma misión que Lifeplus, lo que lo convierte en una incorporación ideal: ayudar a los demás a dar lo mejor de sí y a vivir bien. Su determinación, enfoque y pasión por contribuir representan las cualidades de nuestros clientes. Lo que se demuestra a través de su camino hacia el éxito, al igual que en nuestra comunidad.

“El vínculo con Lifeplus se basa en que nos encontramos justo en el medio de nuestros valores. Aprender sobre el control de calidad, la integridad y el sentido de la familia: son valores en los que puedo confiar, pero son también valores que quiero mantener cerca de mí en mi carrera. Todo esto encaja a la perfección en mi vida y estoy muy agradecido y emocionado de formar parte de esta familia. Gracias, Lifeplus” – Christian Taylor

Mucho más que un atleta de triple salto – Los logros de Christian:

  • 2 veces campeón olímpico
  • 4 veces campeón del mundo
  • 7 veces campeón de la Liga de Diamante
  • Compitió internacionalmente en 400 m
  • Creó la Asociación de Atletismo de Estados Unidos

Seguiremos y apoyaremos a Christian mientras se prepara para los Juegos Olímpicos de París 2024. Lea su entrevista a continuación para conocerlo y descubrir el camino que ha recorrido para llegar a donde está en la actualidad.

Conozca a Christian Taylor…

¿Cuál es el mayor desafío que ha superado como atleta?

Yo diría que el mayor desafío hasta ahora podría haber sido romperme el talón de Aquiles el verano pasado y perderme las Olimpiadas por tercera vez. O cuando hace unos años tuve que cambiar de pierna dominante y volver a aprender a saltar debido a otras lesiones. Ambos fueron grandes contratiempos para mí, pero tener que cambiar mi pierna dominante se acabó convirtiendo en una importante historia de éxito. Terminé saltando más de lo que saltaba antes y ahora espero estar en condiciones de hacer lo mismo.

¿Cómo han afectado estos retos a la persona que es hoy?

Creo que han afectado a mi perspectiva sobre la vida o mi expectativas de definir mi destino, y casi me hacen tener una visión más optimista sobre los contratiempos. Puede sonar un poco raro, pero ahora tengo la mentalidad de que, aunque algo salga mal, me ofrecerá la oportunidad de prepararme para algo más grande. Antes de mi gran lesión, mi médico me dijo: “Tienes dos opciones, puedes retirarte o volver a aprender a saltar”. A los 23 años, después de practicar deporte de alto nivel durante 10 años, pensé que podía estar satisfecho de mi carrera, aunque quizás todavía pudiera ofrecer algo más. Estoy muy contento de haberlo logrado, porque terminé siendo mejor que nunca. Eso solo me demostró que con un poco de coraje y perseverancia puedes conseguir mucho más de lo que nunca habrías imaginado que podrías lograr. Por eso intento superarme todo el tiempo. No hay que ponerse límites a uno mismo porque nuestras posibilidades son casi ilimitadas.

¿Qué pensaron su familia y amistades de su cambio de mentalidad después de la lesión?

A veces piensan que estoy un poco loco, pero mi familia apoya todo lo que hago. Después de la lesión cuestionaron que empezara de cero, ya que ya había llegado a la cima y era campeón olímpico. Pero una vez que me comprometí a lograrlo me apoyaron al cien por cien. Entonces fue cuando me mudé a Loughborough y entré en contacto con James Ellington. Como sabéis, debido a su historia tiene una actitud de «no renuncia». En ese momento estaba literalmente luchando contra la muerte y, aun así, tenía el firme compromiso de volver a competir. Tener a alguien como él en quien apoyarse, así como la red de ayuda de mi familia y amistades hace más fácil seguir luchando por algo incluso cuando es difícil ver la línea de meta.

¿Quién es su héroe?

Puede sonar ñoño, pero en realidad yo diría que es mi padre. Hablamos casi todos los días si es posible, sin importar en qué lugar del mundo me encuentre, gracias a la tecnología. Es alguien que ha sido un ejemplo tan puro para mí, en especial sobre lo que significa ser un padre y marido afectuoso. Él era tenista, así que también pude verlo compitiendo en la pista. Ha sido una inspiración en muchos aspectos, pero para mí, las cosas que más valoro fueron su ejemplo como padre, ya que eso es algo que me esfuerzo por ser yo mismo.

¿Tiene algún mantra específico?

Creo que este tipo de cosas van por épocas. Sé que algunas personas tienen algo a lo que se aferran en la vida, pero para mí, la vida ha cambiado tanto, y con la Covid y todo lo demás nos hemos dado cuenta de la cantidad de cosas inesperadas que pueden pasarnos. Ahora mismo y en el momento en el que me encuentro sería la cita de Michael Jordan: “Nunca anotarás los tiros que no lances.” Creo que si me acobardo y no estoy dispuesto a probar algo nuevo o a arriesgarme, nunca sabré de lo que soy capaz. Así es como se está volviendo a generar esa confianza y simplemente intentaré anotar el tiro. ¿Qué es lo peor que puede suceder? Sé que puede parecer extraño, ya que muchas personas se centran en el éxito, pero yo no tengo miedo a fracasar en este momento.

¿Cuál ha sido su mejor logro?

De lo que estoy más orgulloso es de graduarme de la universidad. En realidad, me tomé un descanso de diez años para perseguir mis sueños de atletismo entre mi tercer y cuarto año, pero siempre he tenido el firme compromiso de graduarme. Es algo que realmente quise hacer por mí mismo. Así que este año me aceptaron en el salón de la fama de mi universidad (Universidad de Florida), lo que para mí supuso cerrar el círculo. Sentí un reconocimiento real de mis logros atléticos por parte de mi universidad y me encantó estudiar allí, por lo que significa mucho para mí.

¿Tiene algún objetivo específico para este año?

Mi objetivo final es prepararme para París 2024. Sin embargo, este verano tenemos el Campeonato Mundial de Atletismo en Oregón. Como estadounidense, me enorgullece que se celebre un campeonato en casa, así que sin duda es algo a lo que aspiro. Además, soy el campeón actual, de modo que estoy trabajando por defender este título. Pero lo último es prepararme para París. Cada año supone un hito hacia esa meta.

¿Cómo es su programa de entrenamiento actual?

Entreno todos los días excepto el jueves y el domingo. De momento es un poco esporádico debido a las próximas competiciones, pero si no estoy de viaje o compitiendo, estoy entrenando. Por ejemplo, en los próximos 10 días tengo tres competiciones en tres países diferentes, por lo que a veces puede ser un poco caos. Así que disfruto de los momentos en los que puedo acostarme en mi propia cama y cocinar, en lugar de alojarme en un hotel.

¿Qué le gusta hacer en su tiempo libre, cuando no está entrenando?

Hace poco que me he casado, así que ahora mi esposa y yo tratamos de encontrar maneras vernos. Salimos por la noche. Viena es una ciudad increíble, así que solo intentamos conocerla y ser turistas en nuestra propia ciudad. O simplemente soñar con el futuro, como construir una casa un día.

¿Cuáles son sus iniciativas para contribuir a la sociedad?

Durante los ocho últimos años he sido mentor de un programa llamado “Campeones del aula”. Con la Covid ahora es sobre todo virtual, pero antes de eso se organizaba en las aulas en varias escuelas cada año.

También trabajo con una organización que se centra en poner fin al tráfico de personas. Es algo que mi esposa y yo llevamos apoyando en serio desde hace seis o siete años, ya que es algo que realmente desearíamos que desapareciera. Aparte de esto, participo en marchas y otras muchas iniciativas de recaudación de fondos.

Como atleta de alto rendimiento, ¿qué cosas le motivan?

En mi caso es sobre todo mi legado. ¿Cómo quiero que me recuerden? Es algo que mi entrenador del club me infundió desde el principio, cuando tenía 15 o 16 años. Me dijo que puedo hacerlo por diversión, pero que también necesito pensar en cómo me recordará la gente cuando mi carrera termine. ¿Jugaba limpio? ¿Di siempre lo mejor de mí en la pista? Este tipo de cosas constituyen mi enfoque y motivación últimas. Quiero ser capaz de saber que he inspirado a algunas personas a practicar atletismo, y puede que incluso triple salto en concreto. También se trata de ganar, perder y empatar. De disfrutar de cada momento de entrenamiento y competición, sea cual sea el resultado. De apreciar el don concedido y hacerlo con clase y, sobre todo, con una sonrisa, ¿no es así? Perder y conservar esa sensación de satisfacción es algo muy único y especial. Es algo que quiero proyectar. Es algo que me encanta de las redes sociales, que cualquiera puede contactar contigo. He recibido mensajes que me dicen: “Sé que probablemente las cosas no han salido como querías, pero gracias por tomarte el tiempo de hablar con mis hijos y tener una buena actitud a pesar de todo.” Esta es la razón por la que hago lo que hago. Marcando la diferencia.

¿Qué consejo le daría a quienes están empezando?

La confianza en uno mismo es enorme. Cree en ti mismo. Se trata de intentarlo. Cree que puedes conseguirlo, aunque nunca lo hayas hecho antes. Si no lo intentas, nunca lo sabrás.

Hago muchos ejercicios de meditación y de visualización. A veces tienes que imaginarlo antes de poder hacerlo. Esto ha sido muy poderoso para mí, especialmente cuando he estado lesionado o si algo no ha ido como esperaba. Necesito volver a centrarme, a orientarme y verme atravesar esos procesos, en ese ambiente, etc. Cuando compito no me pongo nervioso porque me he imaginado en ese campeonato mil veces antes. Para mí, es como estar caminando en una de mis visiones.

Así que, en última instancia, imagínate haciendo algo antes de hacerlo y cree que puedes conseguirlo.

¿Cuáles son los puntos fuertes que cree que lo convierten en un gran atleta?

Como seguramente deduzca de lo que acabo de decir: creer en mí mismo. Yo diría que mi optimismo, esta perspectiva que, cuando tengo dudas, me hace centrarme genuinamente en el resultado positivo. Lo crea o no, no es muy común. No he parado de verlo en todos los lugares en los que he estado y en todos los asociados entrenamiento que he tenido: es muy fácil centrarse en los aspectos negativos o creer que algo no va a salir bien. Es difícil mantenerse positivo.

Creo que otro de mis puntos fuertes es que soy una verdadera esponja y estoy dispuesto a aprender. En este punto de mi carrera, quiero que se me vea como una persona abierta y fácil de entrenar. Siempre aprendo de todas las situaciones y creo que eso realmente me ha ayudado a adaptarme con la edad, a mi entorno y a mis circunstancias. Siempre tengo la actitud de pensar «¿Cuál es la situación que se me presenta?» y «¿Cómo puedo beneficiarme de esto?». Se trata de mantener una mentalidad abierta.

Sin centrarse demasiado en los aspectos negativos, ¿hay alguna debilidad en la que esté intentando mejorar?

El equilibrio es importante. En la medida en que la no queramos centrarnos en los aspectos negativos, es importante ser realistas y poner las cosas en perspectiva.

En términos de mi debilidad, puedo estar demasiado concentrado en mi visualización y tal vez no estar presente para los que me rodean. Siempre estoy pensando en el siguiente paso y a veces eso puede impedirme disfrutar del momento.

Es una bendición y una maldición. Es la razón por la que siempre he podido lograr lo que he logrado. Pero el lado negativo es que también he perdido muchos momentos en los que debería haberme relajado y decir: «¡Lo logramos!».

¿Cómo empezó a hacer deporte?

El deporte siempre ha sido muy importante en mi vida. Mi padre era muy activo, ya fuera en el fútbol o el tenis. Para mí, como él era mi modelo a seguir, era algo que yo quería hacer, también para seguir sus pasos. Mis padres fueron muy comprensivos desde el principio. Lo probé todo: golf, tenis, natación, béisbol, baloncesto. Y a base de ensayo y error descubrí qué se me daba bien y qué no. Las opciones se redujeron a las disciplinas del atletismo. Tuve la enorme suerte en mi infancia de tener unos padres que me animaron a probar cosas diferentes.

¿Hubo algún otro deporte que fuera su segundo favorito?

El fútbol era mi pasión. Me veía jugando en la Copa del Mundo, fichando por un equipo de primera y viajando por el mundo. Me encanta viajar y quería ver el mundo a través del fútbol. Sin embargo, por desgracia, mi pasión era mayor que mi talento. Al principio practicaba atletismo para estar en forma para el fútbol, pero mi padre tuvo que ser sincero conmigo y me dijo que intentase algo diferente. Fue entonces cuando empecé a practicar atletismo en serio.

¿Cuál cree que es el mayor reto al que se enfrentan los atletas en su conjunto en la actualidad?

Lo bueno de la época actual es que la importancia de la salud mental está ganando visibilidad. Puede sonar un poco vago, pero la realidad es que hace 10 años, si tenías un problema y algo te preocupaba, por ser un hombre joven no se tomaba en serio. En realidad, por fin se está fomentando el abordar los problemas y creo que es algo muy importante. En mi opinión, el mayor desafío al que se enfrentan los atletas son los desafíos que no se ven. No se trata de las lesiones, que son visibles, sino de las cosas contra las que la gente lucha a puerta cerrada. Nadie tiene que enfrentarte a esto solo y no hay un mensaje más importante que transmitir a la gente.

¿Ha recibido algún consejo que se le haya quedado grabado en su carrera?

Sí, en realidad fue de uno de mis compañeros del equipo universitario, a quien estoy muy agradecido hasta hoy. Solo me dijo que me divirtiese. Es algo muy sencillo, pero puedes llegar a distraerte con tantas cosas, esforzándose por ser mejor y el mundo de las redes sociales. Todo esto no significa nada si no disfrutas con lo que estás haciendo. A veces tengo que recordarme la razón por la que hago todo esto.

¿Cómo mantiene el espíritu de equipo en el atletismo?

En realidad, solo somos mi esposa y yo cuando se trata de entrenar. Cuando participo en un equipo nacional hay un enorme orgullo en conseguir muchas medallas y representar a tu país o universidad de la mejor manera posible. Estoy muy orgulloso de las personas, organizaciones y universidades a las que represento y eso es lo que me impulsa.

¿Cómo es su dieta? ¿Hace algún cambio en el período previo a una competición?

Me encanta cocinar en general, así que disfruto con cualquier oportunidad que tengo de probar nuevas comidas. Por lo general, como bastante bien durante todo el año. En la fase previa a una competición estamos un poco más centrados y atentos a cómo afectan los diferentes alimentos al cuerpo, y sobre todo con la recuperación. Pero el equilibrio también es importante. Disto mucho de ser perfecto y me gusta darme un homenaje de vez en cuando.

Ha sido cuatro veces campeón del mundo. ¿Siempre existe esta expectativa cuando participa en estas grandes competiciones?

En cada competición se me presenta como campeón olímpico y campeón del mundo, y durante unos segundos me siento muy bien. Sin embargo, cada vez que compito recuerdo que hoy será el gran día para alguien. Siempre tienes que ganarte el título, sea o no el campeón actual, nadie me lo ha asegurado. Estoy agradecido por los elogios, pero siempre que me presento soy consciente de dar lo mejor de mí, ya que sé que se me pondrá a prueba, pues otras personas quieren ese título tanto como yo.

¡Siga de cerca su viaje a los Juegos Olímpicos de París 2024!

Desde vídeos y presentaciones de eventos, a artículos de blog inspiradores e informativos, no se pierda nuestros canales de redes sociales para ver los resultados de esta nueva asociación con Lifeplus.