Seleccione el nombre de su país.

maite segrera - Socio de Lifeplus independiente


Alimentos que debe comer y evitar durante el embarazo

Reading Time: 4 minutes

El embarazo es un momento en el que debe tratarse bien y escuchar las necesidades de su cuerpo.

También es el momento de conocer los riesgos que presentan ciertos alimentos para su salud y el desarrollo de su bebé. Con unos pocos ajustes, puede seguir disfrutando de una dieta saludable que le haga sentir bien durante el embarazo y que no se priva de muchos alimentos.

Pescado con alto contenido de mercurio

El mercurio es muy tóxico y se encuentra habitualmente en los mares contaminados, donde ciertos pescados pueden acumular altos niveles de esta sustancia. Estas cantidades tan elevadas pueden resultar tóxicas y afectar negativamente a sus sistemas inmunitario y nervioso. También se ha demostrado que la exposición al mercurio puede causar graves problemas en el desarrollo de los niños, incluso en cantidades reducidas. Entre los pescados con alto contenido de mercurio se incluyen el tiburón, el pez espada y el atún.1

Pescado crudo o poco cocinado

Por desgracia para las amantes del sushi y el marisco, deberán dejarse fuera del menú durante 9 meses. El pescado crudo presenta un mayor riesgo de portar una serie de infecciones víricas, bacterianas o parasitarias que van desde el norovirus hasta la salmonela y la listeria.  No solo es posible que le hagan enfermar, sino que también pueden transmitirse a su bebé. Además, parece que el embarazo provoca una mayor propensión a contraer estas infecciones: según las investigaciones, las mujeres embarazadas presentan hasta 10 veces más probabilidades de infectarse con listeria que el resto de la población. 2

Carnes poco cocinadas, crudas y procesadas

Los problemas que se dan con el pescado crudo y poco cocinado se observan también en el caso de las carnes poco cocinadas, crudas y procesadas, que también aumentan el riesgo de infección bacteriana o parasitaria que puede afectar gravemente tanto a usted como a su bebé. La mayoría de estas bacterias se encuentran en la superficie de la carne, por lo que es mejor asegurarse de que esté bien hecha durante el embarazo. La carne procesada también conlleva un mayor riesgo de infección, por lo que es mejor evitarla por completo si es posible o, si no es posible, recalentarla hasta que esté bien caliente para eliminar cualquier bacteria.

Productos lácteos sin pasteurizar

Al igual que con el pescado y la carne, la leche cruda y el queso sin pasteurizar o de maduración suave pueden portar una serie de bacterias dañinas, como Salmonela, Listeria, E.coli y Campylobacter, que pueden causar graves complicaciones a su bebé no nato, así como hacerla enfermar gravemente.3

Huevos crudos

Los huevos crudos pueden encontrarse ocultos en muchos productos, desde la mayonesa y el helado caseros hasta la salsa holandesa y los glaseados para pasteles. Los huevos escalfados y ligeramente revueltos también pueden contener restos de huevo crudo. Es mejor evitarlos, ya que los huevos crudos presentan un mayor riesgo de contener salmonela y podrían afectar negativamente tanto a usted como a su bebé.

Cafeína

Puede resultar difícil renunciar a la cafeína, pero no supone ningún bien para su dieta durante el embarazo. Como se absorbe con mucha rapidez, pasa fácilmente a la placenta, donde puede acumularse en niveles demasiado altos para metabolizarse. Esto puede dar lugar a unas tasas de crecimiento fetal limitadas, que se asocian a un menor peso al nacer y a un mayor riesgo de muerte infantil o enfermedades crónicas durante la edad adulta.4

¡Tome estos alimentos en su lugar!

La buena noticia para los amantes del pescado es que hay otras opciones además del marisco y el sushi, y no todos los pescados del mar o de piscifactoría tienen un alto contenido en mercurio. El bacalao, el eglefino, el salmón y la trucha de agua dulce son opciones seguras. El salmón es especialmente bueno, ya que tiene un alto contenido en ácidos grasos omega-3, que son importantes para el desarrollo del bebé.5

Aunque los quesos blandos y sin pasteurizar se queden fuera del menú, debe seguir consumiendo proteínas para satisfacer las necesidades de desarrollo del bebé. Los productos lácteos, como la leche, el queso pasteurizado y el yogur son perfectamente seguros.

Los huevos crudos también están prohibidos durante un tiempo, pero los huevos en general son totalmente seguros. Es más, son una excelente fuente de colina, que es importante para el crecimiento del bebé y puede ayudar a prevenir anomalías en el desarrollo del cerebro y la columna vertebral.6

Las carnes magras y las proteínas son grandes fuentes de energía, y la carne de vacuno, en particular, es rica en hierro, que es esencial durante el embarazo a medida que su volumen de sangre aumenta. Los niveles más bajos de hierro durante las primeras fases y la mitad del embarazo se han relacionado con la anemia por deficiencia de hierro, que puede aumentar el riesgo de nacer con un peso por debajo del normal; así que adelante y cómase ese bistec, pero asegúrese de que esté bien hecho.7

Los aguacates son estupendos como parte de una dieta para personas embarazadas, ya que tienen un alto contenido en potasio, lo que puede ayudar a aliviar esos calambres en las piernas tan comunes durante el embarazo. Intente no pensar en su embarazo como una época para privarse de comer. Necesitará más calorías que antes para apoyar el crecimiento de su bebé. Con el conocimiento de lo que es y lo que no es una comida saludable, podrá disfrutar de la mejor dieta durante el embarazo, a la vez satisfactoria y segura para usted y su bebé.

  1. https://citeseerx.ist.psu.edu/viewdoc/download?doi=10.1.1.1056.9831&rep=rep1&type=pdf []
  2. https://www.cdc.gov/spanish/listeria/pregnant-women.html []
  3. https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/24344105/ []
  4. https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/15752534/ []
  5. https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/12509593/ []
  6. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC3639110/ []
  7. https://pediatrics.aappublications.org/content/126/4/e874.short []