Seleccione el nombre de su país.


¿Qué es la cromoterapia?

Reading Time: 3 minutes

Aunque puede sonar a término largo y complejo, fundamentalmente, la cromoterapia es la “terapia del color”: la capacidad de ciertos colores para influir en nuestra salud fisiológica. Basta con fijarse en la manera en la que todos deseamos decorar nuestros hogares o decidir vestir ciertos colores para darse cuenta de que el color puede tener un impacto real en cómo pensamos y nos sentimos. Esto tiene también implicaciones culturales, con tradiciones como que la novia vista de blanco o marfil en el día de su boda como símbolo de pureza o que las personas que asisten a un funeral vistan de negro para expresar su luto.

Escoger los colores «adecuados» le permitirá posicionarse mejor para lograr un estado mental saludable. Es importante subrayar que, en relación con el color, no existen errores ni aciertos y en gran medida dependerá de la forma en que ciertos colores le hagan sentir. Por ejemplo, ¿no ha pintado alguna vez una pared de un color nuevo y se ha sentido inmediatamente mejor?

¿Cómo puede la cromoterapia contribuir a su bienestar?

Sin embargo, la cromoterapia es algo más que elegir los colores que mejor se adapten a su estilo de vida. Va más allá y se utiliza el color y luces de colores para tratar enfermedades físicas o mentales, lo que provoca cambios sutiles en nuestro estado de ánimo y biología.

Terapia de luz blanca

Uno de los ejemplos más obvios de cómo la luz y el color pueden afectar a nuestro estado de ánimo es fijarnos simplemente en el tiempo. ¿Cómo nos sentimos cuando el cielo está gris, en comparación con cuando es azul brillante? El trastorno afectivo estacional (TAE) es una afección reconocida por el NHS que lleva a la gente hacia un estado depresivo a medida que pasamos del verano al invierno. En este periodo, las horas de luz diurna se acortan y la luz solar es menos natural. Una de sus sugerencias para tratar el TAE es la fototerapia, que consistiría en sentarse junto a una luz especial que simula la luz natural del sol que falta durante los meses de invierno. Se cree que esta luz incita al cerebro a aumentar la serotonina, la «hormona de la felicidad», mientras que, al mismo tiempo, reduce la producción de melatonina que induce al sueño, consiguiendo así un estado mental más saludable.1

Terapia de luz azul

La terapia de luz azul puede usarse para tratar la ictericia, una afección que puede afectar a adultos pero que se desarrolla de forma más común en bebés. Provoca niveles altos de bilirrubina en sangre, lo que resulta en un tinte amarillo en los ojos y la piel. Comúnmente, esto se trata con fototerapia de luz azul, colocando al bebé bajo una lámpara halógena o fluorescente de color azul mientras duerme para que su sangre y piel puedan absorber las ondas de luz, lo que ayuda a eliminar la bilirrubina de su sistema.

Sin embargo, la luz azul no siempre es buena. Es el tipo de luz que emiten los dispositivos digitales, como los teléfonos móviles, y que puede ser responsable de suprimir la melatonina, la hormona que regula el sueño. Por eso, estar despierto por la noche navegando en el teléfono móvil puede provocar trastornos del sueño.

Terapia de luz verde

Existen investigaciones en curso sobre el efecto de la terapia de luz verde para el alivio del dolor, como las migrañas2 , con resultados que sugieren que la exposición a una banda estrecha de luz verde puede reducir la sensibilidad a la luz y la gravedad del dolor de cabeza. Los estudios han demostrado que es significativamente menos probable que la luz verde agrave un ataque de migraña que la blanca, azul, ámbar o roja. El 20 % de los participantes en el ensayo notificó una mejoría en sus síntomas al ser tratados con luz verde.3

Cromoterapia en casa

Mientras que la medicina reconoce que ciertas luces y colores mejoran aspectos de la salud fisiológica, también hay maneras de usar el color en casa y en la vida privada que fomentan un estado mental más saludable. Al seleccionar cualquier cosa de color, ya sea ropa o pintura para una pared, elija lo que le llame la atención y le haga feliz. Sobre todo en casa, piense para qué se utiliza cada espacio. En un dormitorio o un baño, por ejemplo, probablemente querrá elegir un color que le transmita calma y relajación, mientras que en una cocina o un comedor puede escoger algo más llamativo y enérgico. También puede experimentar con las fototerapias antes mencionadas en casa comprando una luz para TAE, un par de gafas filtrantes de luz azul o incluso un tratamiento de luz verde si padece dolores de cabeza o migrañas con asiduidad. Aunque se necesitan más investigaciones sobre los efectos de la terapia del color, el uso del color puede ser una forma fácil y satisfactoria de mejorar la salud fisiológica. Sin embargo, es importante que no se base exclusivamente en ella para tratar cualquier problema médico y que busque siempre el consejo de su especialista. ¿Por qué no intentarlo?

  1. https://www.nhs.uk/mental-health/conditions/seasonal-affective-disorder-sad/treatment/ []
  2. https://hms.harvard.edu/news/green-light-migraine-relief []
  3. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC4939697/ []