Seleccione el nombre de su país.


Entender la importancia del sistema inmunitario

Reading Time: 3 minutes

Nuestro sistema inmunitario necesita nuestra ayuda. 

Nuestro sistema inmunitario está diseñado para ser nuestra primera línea de defensa para luchar contra aquello que puede hacernos enfermar. Es un protector, un defensor y un método de equilibrio. ¿Qué más podemos pedir?

Sin embargo, cuando nuestro sistema inmunitario se ve afectado por distintos factores ambientales y de estilo de vida, nuestra salud y nuestra vida en general pueden verse muy afectadas.

Echemos un vistazo a lo que nuestro sistema inmunitario hace por nosotros, cómo se puede ver comprometido y qué podemos hacer para mantenerlo en forma.

Lo que hace el sistema inmunitario

Un sistema inmunitario fuerte y sólido está diseñado para protegernos de distintas enfermedades, incluidas las siguientes:

  • infecciones bacterianas
  • virus
  • toxinas
  • parásitos
  • inflamaciones crónicas
  • cáncer

También ayuda al cuerpo a recuperarse de cualquier enfermedad o lesión. 

El sistema inmunitario es complejo y toma medidas coordinadas para proporcionar protección y resiliencia a una amplia gama de elementos externos, muchos de los cuales entran en contacto con nosotros diariamente.

Nuestro sistema inmunitario también ayuda a mantener el equilibrio en nuestro cuerpo ante inflamaciones. 

Cuando tenemos que combatir una infección o un virus, nuestro sistema inmunitario crea una inflamación para centrar la atención en el proceso de curación. Sin embargo, cuando la inflamación se vuelve crónica (por el estrés, una dieta inadecuada, etc.), sabe qué debe hacer para reducir la inflamación continua. Es una parte inteligente y flexible de nuestro cuerpo, que sabe exactamente qué hacer y cuándo.

Cómo se puede ver comprometido

El estrés es un factor significativo que afecta a la fortaleza de nuestra inmunidad y mientras que un poco de estrés es algo normal y esperado, demasiado estrés puede ser perjudicial.

Nuestro sistema nervioso nos ayuda a responder al estrés a través de nuestros sistemas simpático y parasimpático. Nuestro sistema simpático nos pone en alerta máxima y nos ayuda a combatir el estrés. En el lado opuesto está el sistema parasimpático, responsable de calmarnos a través del descanso y la reparación. 

Cuando vivimos en un estado crónico de estrés, nuestro sistema simpático no tiene descanso, lo que puede conducir a un sistema inmunitario debilitado.

Además de cómo reaccionamos al estrés, hay otros factores que pueden influir. Entre ellos se incluyen:

  • mala alimentación, déficit nutricional
  • grandes cantidades de azúcar
  • fumar
  • falta de ejercicio
  • trauma emocional o dolor
  • ansiedad y depresión
  • productos químicos y toxinas ambientales como mohos, pesticidas y metales pesados
  • medicamentos
  • radiación de máquinas y aviones

Cuando nuestro sistema inmunitario está desequilibrado o se centra en algo demasiado tiempo, puede provocar problemas graves como:

  • alergias
  • inflamaciones crónicas
  • enfermedades autoinmunes
  • enfermedades cardíacas
  • cáncer
  • una mala calidad de vida general
  • un aumento de enfermedades periódicas

Cómo mantenerlo saludable

Ahora más que nunca, es fundamental tener un sistema inmunitario saludable. Ayudarlo lo mantiene en equilibrio, listo para hacer frente a cualquier situación.

Cuanto más entendamos las implicaciones para la salud de nuestras decisiones diarias, más control podremos tener sobre nuestra capacidad para protegernos a nosotros mismos.

Aunque no es bueno estar siempre enfermo, poner el sistema inmunitario a funcionar de vez en cuando puede resultar beneficioso.

Enfermar de vez en cuando no significa que uno sea débil; le da al sistema inmunitario la oportunidad de mantenerse fuerte. Hay que tener en cuenta que las enfermedades siempre deben ser supervisadas por un médico, que, por lo general, debe seguir su tratamiento en un plazo de uno a siete días.

Debemos rendir homenaje a este sofisticado sistema de nuestro cuerpo. No solo nos ayuda a superar un resfriado común. El sistema inmunitario es un sistema flexible, dinámico, receptivo e inteligente que equilibra nuestras respuestas personales a todo aquello a lo que nos exponemos a diario. Desde la exposición a los alimentos y el medio ambiente hasta las infecciones y las lesiones, el sistema inmunitario se encarga de todo. Merece la pena cuidarlo, ¿no cree?

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS:

https://www.houstonmethodist.org/blog/articles/2020/mar/5-ways-to-boost-your-immune-system/
https://uthealthaustin.org/blog/strengthening-your-immune-system