Seleccione el nombre de su país.


Reflexionar, reiniciar y reconstruir

Reading Time: 4 minutes

El Año Nuevo ya está aquí y trae consigo un tiempo para la reflexión y la definición de objetivos.

El pasado año entró en la historia por los desafíos que supuso, pero también fue un año de gran resiliencia. Puede que desconozcamos los desafíos que nos esperan, pero todos hemos probado nuestra resiliencia al progresar activamente en la vida, a nivel físico, personal, profesional, emocional y social.

Ahora que pensamos en nuestras metas para el nuevo año, es importante que valoremos nuestro aprendizaje y dejemos que moldee nuestras oportunidades. Siga estos tres importantes pasos que le ayudarán a tener un año lleno de éxitos: reflexionar, reiniciar y reconstruir.

Reflexionar

A pesar de que el año pasado fue impredecible para todos, el simple hecho de reconocer las diferentes situaciones que experimentaron las personas, y que siguen experimentando, puede ayudarle de forma notable a reflexionar. Todo el mundo se vio afectado de manera diferente. Tal vez usted haya experimentado problemas laborales y financieros, complicaciones de salud o la pérdida de un ser querido; o puede que la proliferación de malas noticias en todo el mundo le haya pasado factura a su salud mental. Quizás alguno de sus seres queridos se haya enfrentado estos desafíos. Si bien es importante no mortificarse, también lo es reconocer que, aunque su lucha pueda ser diferente, no está solo en su situación. 

Reflexionar no es algo que deba hacerse solamente al final o al principio de un año, pero es un momento que a menudo vemos como un nuevo comienzo. Es una oportunidad para hacer balance de su respuesta personal ante la vida, lo que la vida le ha ofrecido y cómo ha reaccionado ante ella: el ciclo continuo. Al echar la vista atrás, mirar fotos o incluso releer un diario, hacerse preguntas difíciles sobre nuestras experiencias ayuda a honrar estos tiempos complicados. Asimismo, nos permite reconocer cuándo estamos a la altura de las ocasiones y mostramos resiliencia, así como identificar los momentos que pueden haber obstaculizado nuestro progreso.

¿Qué ha logrado este año? No tienen que ser grandes hitos: encontrar tiempo para el cuidado personal, las relaciones o un pasatiempo es un logro de igual importancia. Recibir un reconocimiento en el trabajo, alcanzar objetivos de salud como perder peso o tachar algo de su lista de tareas son también logros maravillosos. Reconocerlos es una parte importante de la reflexión.1

Dé un paso más y atrévase a profundizar en esa reflexión. Fíjese en los sentimientos, acciones y pensamientos involucrados en esos logros. Reflexione sobre lo difícil que ha sido en realidad. Es importante que la reflexión sobre los logros no se limite a obtener el placer de un final feliz. También debería generar pensamientos de dificultad, lucha, perseverancia y resiliencia. Reconozca y celebre todos esos pasos dados con éxito.

Estos puntos de reflexión le ayudarán a identificar cómo ha cambiado durante el año y cuánto ha aprendido acerca de sí mismo.

Reiniciar

«Año Nuevo, vida nueva» es una frase muy popular en esta época del año, ya que se trata del momento perfecto para empezar de cero y hacer la transición de un año a otro. Reiniciar es, en última instancia, reconocer sus necesidades y responder a ellas. Es la esencia del cuidado personal. ¿Qué necesita para continuar avanzando? No se centre primero en lo que está por venir, piense en lo que su cuerpo y su alma necesitan para sentirse llenos de energía y completos en el presente y en el futuro.

Esto no significa simplemente masajes y spa. De hecho, a veces supone hacer cosas que tal vez ni siquiera queremos hacer: ocuparse de sus necesidades médicas y de salud, ordenar la casa, revisar y organizar (y tirar) papeles, o ponerse al día con las pequeñas tareas domésticas como la reorganización de la cocina o la limpieza del garaje. Al reducir las necesidades y deseos superfluos o innecesarios, puede concentrarse en lo más esencial y vital.

Una vez que haya realizado estas tareas, puede centrarse en las actividades más disfrutables del cuidado personal, como dormir, darse un masaje o un baño con aromaterapia, o pasar la noche escuchando su música favorita o viendo series.

Reconstruir

Ahora es el momento de reconstruir. Este paso es más sencillo después de una profunda reflexión y un necesario y agradable autocuidado (reiniciar). Reconstruir significa priorizar lo que es absolutamente necesario hacer y seleccionar cuidadosamente lo que se quiere hacer con el tiempo restante. ¿Hay algo del año pasado (o de años anteriores) que haya querido hacer, probar o descubrir con lo que no se haya puesto aún? ¿Todavía lo quiere hacer?

Centre su atención en lo que le aporta felicidad y energía, y encuentre la forma de darle más protagonismo en su vida. Si desea tener más tiempo libre, haga una lista de lo que no es relevante para su bienestar financiero o personal. Tal vez desee una mayor sensación de paz y armonía: reoriente su tiempo libre hacia actividades que le aporten eso, como paseos semanales por la naturaleza, yoga diario, pasar tiempo con un amigo especial todos los meses o simplemente relajarse en su jardín a solas.

Reflexione, reinicie y reconstruya este Año Nuevo para estar mejor preparado de cara a lo que depare el 2021.2

Ahora es el momento. Todos sabemos que las buenas ideas no siempre son fáciles de implementar en nuestras vidas. Deberíamos hacer todo lo posible para mantener nuestra atención en las cosas buenas que nos rodean, incluidas las millones de personas maravillosas que existen en nuestra comunidad. Las cosas son siempre cíclicas y estamos entrando en una nueva época, un nuevo orden. Algunos lo llaman la Era de Acuario. Estamos aquí para disfrutar de la vida. ¡Hagámoslo!

  1. https://www.emerald.com/insight/content/doi/10.1108/JWAM-10-2015-003/full/html []
  2. https://hbr.org/2020/06/how-to-reset-your-goals-during-a-crisis []