Seleccione el nombre de su país.

Estado de ánimo

Yoga facial

Reading Time: 6 minutes

Relajación a través del autocuidado

Ira, tristeza o alegría: a veces llevamos las emociones escritas en la cara. Esta no es la única razón por la que los músculos de nuestro rostro se mueven las 24 horas del día. Y, como resultado, van adquiriendo flacidez a medida que pasan los años. El yoga facial se puede utilizar para relajar y fortalecer al mismo tiempo los músculos faciales. De hecho, el yoga facial puede tener un efecto antienvejecimiento general.1 Averigüe qué puede hacer el yoga por su rostro y cómo hacer los ejercicios de manera efectiva.

¿Qué efectos puede tener el yoga en el rostro?

El movimiento de los músculos del rostro combinado con un masaje facial puede ayudar a estimular las diferentes capas de la piel. La epidermis es la capa superior que se puede ver y sentir, la dermis se encuentra directamente debajo de esta capa expuesta y la hipodermis es la capa inferior de la piel que contiene las glándulas de la grasa y el sudor. Se atribuye al yoga facial un efecto positivo en nuestro bienestar, así como una mejora de la circulación sanguínea y reafirmación de la piel.

La grasa y la masa muscular bajo la piel disminuyen con el tiempo y pueden generar arrugas y flacidez en los músculos faciales. El entrenamiento muscular puede aumentar la masa muscular del rostro para suavizar las arrugas. El yoga facial puede, por ejemplo, ayudar a suavizar las líneas del ceño fruncido de la frente o los pliegues nasolabiales entre nariz y boca.

Yoga facial para la relajación

El yoga no solo puede armonizar cuerpo y mente. Con el yoga facial, también se puede dar un descanso al rostro de la tensión diaria. Además de ofrecer ejercicios musculares sencillos, la gimnasia facial, como otros tipos de yoga, también promueve la autoconciencia, la reflexión y un tipo de meditación. Tómese unos minutos todos los días para relajarse y cuidar de sí mismo. Es de sobra conocido que el «tiempo para uno mismo» puede marcar una diferencia positiva en la salud mental y reducir el estrés laboral.

Autocuidados: cree el ambiente adecuado y cuide su piel

Para garantizar una relajación efectiva, generar el ambiente adecuado resulta crucial. Cree un ambiente tranquilo y agradable, libre de distracciones. Ponga música tranquila o solo concéntrese en su respiración. Silencie el teléfono. Para comenzar el proceso de relajación, respire profundamente antes de iniciar los ejercicios de yoga facial. Crear un entorno donde pueda relajarse ayuda a desconectar del estrés cotidiano, lo que le permite relajar al mismo tiempo el rostro.

Yoga facial para relajar el cuello

Trabajar en un ordenador o tablet durante mucho tiempo no solo ejerce una enorme presión en el cerebro, también en el cuello.2 Mirar el teléfono también puede provocar dolor de cuello.3 Ya que los músculos del cuello están estrechamente vinculados a los del rostro, el yoga facial se puede utilizar también para reducir la tensión y, por tanto, contribuir al bienestar general.

Yoga facial y antienvejecimiento

El proceso natural de la vida también implica el envejecimiento de la piel. A medida que pasan los años, nuestra piel pierde cada vez más su elasticidad. El yoga facial puede brindar un efecto antienvejecimiento natural que le permita brillar a usted y a su piel. Y, además de una buena rutina de cuidado de la piel, puede contrarrestar el proceso natural de envejecimiento.1

Las principales críticas a estos métodos son que el yoga facial impulsa el miedo al envejecimiento. Pero la aparición de arrugas no es necesariamente un efecto del envejecimiento. En la vida cotidiana, a menudo hacemos guiños con los ojos o fruncimos el ceño. La tensión frecuente de las respectivas zonas faciales puede generar un aumento en la formación de arrugas, por ejemplo, en las llamadas líneas de expresión del entrecejo o de la frente. Mediante la liberación de tensión en el rostro y ejercicios específicos, el yoga facial puede estimular la circulación sanguínea y el transporte de oxígeno, lo que contribuye a lograr un aspecto más suave en la piel a cualquier edad.

Yoga facial para ayudar con los párpados caídos

La flacidez o la inflamación en el área por encima de los ojos se denomina normalmente «párpardos caídos». El yoga facial puede ayudar a reducir este fenómeno fortaleciendo los músculos de la frente y levantando significativamente las cejas.

Reafirmación de la piel de alrededor de la boca y del cuello

Cuando aparece flacidez en la piel de la zona de las comisuras de los labios, la meta del yoga facial es reafirmar los tejidos. Mejorar la circulación sanguínea alrededor de los labios ayuda a reafirmar los músculos y a reducir la retención de grasa.

El yoga facial también se puede emplear para reafirmar la piel del cuello y, por lo tanto, ayudar a reducir la aparición de la doble barbilla.

Científicamente confirmado: el yoga facial hace que la piel luzca más joven

Un estudio de 2018 confirmó el efecto reafirmante que produce el yoga facial en la piel.1 Una investigación estadounidense estudió el efecto de una rutina de ejercicio de los músculos faciales de 30 minutos que se realizó primero a diario y, más adelante, tres veces a la semana durante un período de 20 semanas.

Los ejercicios incluyeron el entrenamiento de diferentes músculos faciales y la aplicación de masajes con los dedos. Por ejemplo, a los participantes se les indicó que abrieran las bocas, que deslizaran el labio superior sobre los dientes y sonrieran de modo que sus mejillas tiraran hacia arriba. A continuación, se aplica presión al área superior de la mejilla con los dedos. Luego, se mueven las mejillas hacia abajo y arriba varias veces. Esto logra un aumento significativo en el volumen de las mejillas.

Se demostró que el crecimiento muscular generado por el yoga suaviza visiblemente la piel y contrarresta la pérdida de grasa. Un agradable efecto secundario del estudio es que se estima que los sujetos rejuvenecieron su aspecto un promedio de tres años después del período de prueba.

Práctica del yoga facial

Si desea probar el yoga facial pero no sabe por dónde empezar, no busque más. Hemos recopilado algunos consejos para ayudarle a comenzar a realizarlo, ya sea asistiendo a un curso o probando los ejercicios en casa.

  • Encuentre el entorno y la ubicación óptimos
  • Si es principiante, practique los ejercicios delante de un espejo
  • Retire el cabello del rostro para evitar obstaculizar los ejercicios faciales
  • Lávese las manos, ya que tocará su rostro con los dedos
  • Evite la piel seca
  • Hágase una foto para comparar el antes y el después

Cursos de yoga facial

Si busca cursos profesionales en su área, es muy probable que encuentre alguno adecuado. En los últimos años, un gran número de entrenadores se han especializado en el yoga facial. Al asistir a un curso aprenderá a realizar los ejercicios correctamente y obtendrá nuevos conocimientos sobre su piel y su rostro. Puede elegir entre cursos en línea o presenciales.

Integre los ejercicios y el yoga facial en su rutina diaria

El yoga facial se puede integrar perfectamente en muchas situaciones cotidianas. Ya sea inmediatamente después de despertarse, durante un descanso en el trabajo o en la comodidad de su propia sala de estar, los ejercicios se pueden realizar en cualquier momento y no requieren una preparación exhaustiva. Con solo unos minutos al día puede desarrollar su propia rutina. Para garantizar un efecto duradero, realice los ejercicios con regularidad.

Hemos recopilado algunos ejercicios que facilitan el ejercicio del yoga facial en casa. Los ejercicios seleccionados abordan diferentes zonas de la cara. Quizá nuestra guía de yoga facial también le ayude a relajarse y, al mismo tiempo, mejorar su estado de ánimo y bienestar.

Ejercicio 1: Estimulación de la circulación sanguínea

El objetivo de este ejercicio es estimular la circulación sanguínea en todo el rostro:

  • Cierre los ojos y apriételos con la mayor fuerza posible
  • Al mismo tiempo, tire de las comisuras de los labios formando una amplia sonrisa
  • Mantenga la posición durante dos minutos
  • Luego, deje que todos los músculos de la cara se relajen y distiendan
  • Repita el proceso entre 3 y 4 veces

Ejercicio 2: Ejercicios para la doble barbilla

Con este ejercicio, puede fortalecer los músculos de la parte inferior del rostro y reafirmar la piel:

  • Cierre la boca y respire a través de la nariz de manera relajada
  • Gire la cabeza hacia la izquierda e inclínela ligeramente hacia arriba
  • Ahora, coloque los labios como si fuera a besar, de modo que la piel del cuello tire suavemente
  • Mantenga la posición durante 10 segundos y, a continuación, realice el ejercicio hacia el otro lado
  • Repita el ejercicio 5 veces a cada lado
  • Luego, mientras mira al frente, presione el mentón con los pulgares
  • Al mismo tiempo, tire de la mandíbula hacia abajo y oponga resistencia
  • Mantenga la posición durante 10 segundos y repita 5 veces

Ejercicio 3: Reducción de los pliegues nasolabiales

Este ejercicio de yoga facial puede ayudar a reducir los pliegues entre la nariz y la boca:

  • Cierra la boca y respire profundamente por la nariz
  • Hinche las mejillas y mantenga la posición durante 5 segundos
  • Después, empuje el aire hacia la mejilla izquierda, la mejilla derecha, el labio superior y el labio inferior, manteniéndolo durante 5 segundos en cada posición
  • Exhale y relaje el rostro

Ejercicio 4: Relajación del rostro

Este ejercicio se centra en la relajación de todos los músculos faciales:

  • Abra la boca y los ojos ligeramente para que los músculos estén relajados
  • Coloque la cabeza hacia el frente y fije la mirada en un punto fijo a la altura de los ojos
  • Relájese y concéntrese únicamente en ese punto y en su respiración
  • Mantenga la posición entre 3 y 5 minutos

Bienestar con yoga facial

El yoga facial no solo le hace sentir bien, sino que también produce un efecto antienvejecimiento. Tanto si desea relajar o fortalecer los músculos faciales como si quiere aprovechar los efectos antienvejecimiento naturales del yoga facial, nuestros ejercicios le ayudarán a encontrar una rutina que se adapte a su día a día. Y si le apetece ver otros rostros resplandecientes mientras practica yoga facial, también puede buscar algún curso en su zona.

  1. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC5885810/ [] [] []
  2. https://www.health.harvard.edu/pain/prevent-pain-from-computer-use []
  3. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC4305549/ []