Seleccione el nombre de su país.


Altruismo y felicidad

Reading Time: 4 minutes

Ayudar a los demás y el vínculo entre altruismo y felicidad

¿Alguna vez se ha preguntado qué es el altruismo? El altruismo es el principio y la práctica moral de preocuparse por la felicidad de otros seres humanos u otros animales, lo que da como resultado una mejora de la calidad de vida, tanto material como espiritual. En esencia, al cuidar a los demás beneficia su propio bienestar.

Existe un proverbio chino que dice: «Si quieres ser feliz durante una hora, duerme la siesta. Si quieres ser feliz durante un día, ve a pescar. Si quieres ser feliz durante un año, hereda una fortuna. Si quieres ser feliz durante toda la vida, ayuda a los demás». Esto explica perfectamente lo que significa el altruismo: ayudando a los demás se encuentra la felicidad.

El vínculo científico entre el altruismo y la felicidad

La ciencia confirma la idea de que el altruismo y la felicidad están directamente relacionados. La personificación del altruismo, la compasión, la empatía, la amabilidad y el deseo de cuidar de los demás está asociada a un mayor nivel de bienestar y salud y a vidas más longevas. Cuando somos compasivos, tanto a nivel emocional como de comportamiento, también estamos actuando por nuestro propio bien, siempre que las tareas de ayuda no nos sobrepasen.1

Los investigadores evaluaron a un grupo de personas que experimentaron acontecimientos estresantes durante un período de un año, y determinaron si también habían proporcionado o no ayuda tangible a sus amigos o familiares. Las personas que dedicaron su tiempo y aptitudes a ayudar a los demás fueron significativamente menos propensas a fallecer durante el transcurso del estudio.2

¿En qué consiste vivir una vida altruista que cree estos beneficios?

Varios factores pueden ser los responsables. Para empezar, el sentimiento positivo que embarga a una persona normalmente después de ayudar a alguien que lo necesita es causado por las endorfinas, y posiblemente por los endocannabinoides. Estas son las mismas sustancias químicas liberadas durante el ejercicio que nos hacen sentir bien y con las que el cuerpo nos premia cuando cuidamos de nosotros mismos (o en este caso, cuando cuidamos a otros).

Ayudar a otros nos recuerda a menudo que debemos ser agradecidos con lo que tenemos. En un momento en el que muchos de nosotros nos esforzamos constantemente para adquirir más posesiones mientras comparamos lo que tenemos con lo que otros tienen, cultivar la gratitud puede ser muy reconfortante. Nos ayuda a dejar de desear y a vivir más libremente el momento con lo que tenemos y a ser felices con eso.

Ayudar a los demás nos distrae de nuestros propios problemas

Si nos centramos en hacer el bien a alguien puede romper los ciclos de pensamiento negativo y las preocupaciones con nuestros propios problemas. Los estudios han demostrado que las personas con problemas de salud reducen su propia angustia y discapacidad cuando asesoran a otros sobre los mismos.3

La felicidad basada en un modo de vida compasivo y de ayuda a los demás es un tipo muy concreto de la felicidad. La revolucionaria investigación de UCLA y la Universidad de Carolina del Norte así lo demuestra. Los científicos analizaron la relación entre la felicidad y la inflamación, un factor que se sospecha está en la raíz del cáncer y otras enfermedades crónicas no infecciosas. La inflamación a menudo es mayor en las personas que viven con altos niveles de estrés. Dado que el estrés y la inflamación están relacionados, se podría esperar que aquellas personas que dicen vivir una vida «feliz» experimentaran menos inflamación. ¡No es cierto!

Sorprendentemente, los investigadores encontraron que si la felicidad de una persona proviene de una vida de placer (también conocida como «felicidad hedonista»), esa persona continuará presentando un alto nivel de inflamación. Sin embargo, cuando la felicidad de una persona provenía de una vida altruista con un propósito (también conocida como «felicidad eudaimonista»), se registraron bajos niveles de inflamación.4

Altruismo sin el factor culpa

A veces, necesitamos recordar que está bien sentirse bien por ayudar a los demás, en lugar de creer que solo lo estamos haciendo por motivos egoístas. Usted está cambiando algo en la vida de alguien. Esto es maravilloso, y debería dejarse llevar por ese sentimiento sin culpa.

Los beneficios del altruismo y la felicidad van de la mano. Ambos le ayudarán a llenar su vida con más experiencias y sentimientos felices y maravillosos.

La investigación sugiere que nacemos con un innato deseo de ayudar a los demás. Acójalo. Científicos de la Universidad de British Columbia encontraron que los niños pequeños de dos años de edad se benefician de altruismo. Cuando se les asignó la tarea de dar un pequeño premio a otros niños, aquellos que realizaron el obsequio experimentaron un mayor nivel de felicidad que aquellos que lo recibieron.5

Esta es la prueba de que estamos programados para ser útiles, y no hay nada de malo en sentir placer por ello. Sepa que es una buena persona y no está ayudando a los demás por egoísmo. Sentirse bien por las acciones es solo una ventaja.

  1. Post SG. Altruism, happiness, and health: it’s good to be good. Int J Behav Med. 2005;12(2):66-77. []
  2. Poulin, Michael J. et al. Giving to Others and the Association Between Stress and Mortality. American Journal of Public Health 103.9 (2013): 1649–1655. []
  3. Carter, Sherrie Bourg. Helper’s High: The Benefits (and Risks) of Altruism. Psychology Today. Sussex Publishers, 04 de septiembre. 2014. Web. 13 de julio de 2017 []
  4. Fredrickson, Barbara L. et al. A Functional Genomic Perspective on Human Well-Being. Proceedings of the National Academy of Sciences of the United States of America 110.33 (2013): 13684–13689. PMC. Web. 13 de agosto de 2017. []
  5. Aknin LB, Hamlin JK, Dunn EW. Giving Leads to Happiness in Young Children. PLOS ONE 7(6): e39211. []